Secretaría de Desarrollo Económico

link

Monitoreo de leche

El programa de monitoreo de la calidad de la leche se realiza mensualmente a los productores activos de Rionegro, que surten los 9 tanques de acopio comunitarios de la Cooperativa Alagro y a algunos productores (no asociados) en sus predios según solicitud; con este programa se pretende evaluar la calidad higiénica, sanitaria y composicional de la leche, para identificar al mismo tiempo fallas en la producción primaria, asociadas a la nutrición, fisiología y manejo animal.

Previa programación con el personal técnico pecuario de la Subsecretaría de Desarrollo Agropecuario, se hace la visita a los tanques de acopio comunitarios o a productores individuales, con los elementos y reactivos necesarios para la realización de las pruebas:

  • Nevera de icopor para almacenamiento y transporte de muestras de leche
  • Reactivo California Mastitis Test para prueba de mastitis subclínica
  • Alcohol al 70% para la prueba de acidez
  • Frascos esterilizados para toma de muestras de leche
  • Cucharón metálico para toma de muestras de leche
  • Paleta para prueba de mastitis
  • Planillas de campo para registro de datos.

El monitoreo inicia con la inspección ocular de recipientes, canecas o utensilios empleados para el transporte y almacenamiento de la leche, la revisión de características organolépticas de olor, color y aspecto de la leche, posteriormente se hace la prueba de mastitis subclínica con el California Mastitis Test, la prueba de acidez con alcohol, la toma de muestra de leche por productor en frasco esterilizado para lectura de la parámetros composicionales de grasa, proteína, lactosa, sólidos no grasos, sólidos totales, densidad, punto crioscópico y agua, el registro de datos en campo y posterior tabulación y análisis en planilla de Excel, con la entrega de resultados individuales en informe técnico.

Con los resultados de los monitoreos, se hace el respectivo seguimiento a los productores que presentaron hallazgos significativos en mastitis, acidez, presencia de agua y otros parámetros que indiquen deficiencias nutricionales, situaciones clínicas, sanitarias o fallas en la aplicación de los protocolos de ordeño.